La página de la Evolución Biológica
 

EL CROMOSOMA Y

Cromosomas X e Y, fotografiados y con uno de sus bandeados posibles.Otra diana de los estudios de los antropólogos moleculares es el cromosoma Y, y también Cavalli-Sforza está concentrado en estas investigaciones. Este cromosoma pertenece al par de cromosomas sexuales de nuestra especie. Las mujeres poseen la pareja de cromosomas XX, ya que ambos son largos y del mismo tamaño, mientras que los hombre sólo poseen un X y otro Y, que es mucho más corto. Esta diferencia de tamaño tiene sus consecuencias; solamente un 1% (o menos) de este cromosoma recombina con su pareja (que sería el X), mientras qu el resto permanece inalterado, a excepción de los polimorfismos, por tanto, en la práctica, se puede decir que no recombina. Inicialmente, los polimorfismos en este cromosoma eran muy poco conocidos, pero con el avance supuesto por el Proyecto Genoma Humano y el SNP Consortium, ahora mismo se conocen muchos. Además, también se conocen muchas secuencias repetitivas, denominadas satélites, secuencias que se repiten un núimero de veces, por ejemplo, la pareja AC, siendo el número de repeticiones característico.

Por otra parte, el índice de mutación de este cromosoma es muy bajo y no afecta a la capacidad de los individuos para reproducirse, de modo que estas mutaciones se pueden utilizar para rastrear los descendientes de una concreta.

Por tanto, este cromosoma se ha hecho muy útil para concer la evolución de las poblaciones humanas y demostrar que las poblaciones actuales de Homo sapiens son producto de una sola migración procedente de África.

Patrón de Evolución del cromosoma Y. Extraída de www.genetree.com/Por analogía con los estudios de ADN mitocondrial, en el caso del cromosoma Y se habla de Adán como del ancestro común de todos los cromosomas Y de la actualidad. Los primeros estudios de este tipo daban una edad de 150.000 para Adán, también poblador de África, dato concordante con la Eva mitocondrial. Pero los últimos dan una edad mucho más temprana, de unos 50.000 años. Quizá se deba a ese hecho que se va poniendo cada vez más de manifiesto, como es la circusntancia de que las mujeres son más "migradoras" que los hombres, ya que eran ella las que tenían más movilidad cuando se establecían nuevas relaciones de pareja entre miembros de diferentes clanes o tribus.

Estos datos ponen de manifiesto lo difícil que resulta deducir la evolución humana a partir de datos moleculares. Puede ser que se están comparando regiones del cromosoma con tasa de mutaicón no constantes o que estén sujetas a procesos selectivos que favorezcan ciertas combinaciones. De todos modos, combinando estos datos con los aportados por otras disciplinas, como la antropología y la paleontología, se da un consenso general en relación a que el hombre actual salió de África hace unos 100.000 años.

Los estudios del cromosoma Y también son útiles para conocer la colonización de Europa y los orígenes de sus lenguajes. Por ejemplo, el finlandés es único en el norte de Europa. Los estudios filológicos lo emparentan con las lenguas ugro-finesas, más que con las indoeuropeas. Sin embargo, los estudios genéticos demuestras que los finlandeses presentan una estrecha relación con el resto de los europeos, de modo que la conclusión es que solamente hubo una expansión del lenguaje por estas tierras. Recientemente, el Dr. Chris Tyler-Smith de la Universidad de Oxford, encontró un polimorfismo muy común en ciertas poblaciones asiáticas que también aparece en los finlandeses. Casi la mitad del cromosomas Y de los linajes finoparlantes es similar al de las poblaciones urálicoparlantes centro-asiáticas. Esto aporta una idea muy interesante: la transmisión del lenguaje dependería más de los padres que de las madres.

Otro caso estudiado es el de los vascos. Su lengua, el euskera, es muy diferente del resto de las lenguas románicas que lo rodean y no tiene un origen claro, aunque algunos datos apuntan al etrusco. Su cromosoma Y es también distinto al de las poblaciones colindantes, muy joven y difícil de encontrar en otras partes del mundo. Sin embargo, el linaje de este cromosoma es compartido en muy alta frecuencia con el de los catalanes. Esto aporta un evidente flujo genético entre vascos y catalanes desde el establecimiento de sus respectivas poblaciones, según el estudio, hace algunos miles de años. Estas relaciones del cromosoma Y de los vascos también se encontraron en Inglaterra, Francia, Alemanis y Sudamérica.

Información en español acerca de estos asuntos, de confianza, y que remite a otros sitios interesantes, se encuentra en la revista Biomedia. En uno de los artículos que se pueden encontrar allí, en una entrevista que se hace a Chris Tyler-Smith, este da su opinión acerca de los difícil que es determinar qué es una población, sobre todo en el caso humano: "la idea de qué es una población es algo que encuentro difícil de comprender; es muy fácil para un biólogo molecular estudiar linajes, como el linaje del DNA mitocondrial o el linaje del cromosoma Y, y por ellos se puede estudiar su historia de una manera bastante rigurosa; pero la idea de una población y de la historia de una población es un concepto que encuentro difícil de imaginar, porque los humanos no se dividen en grupos distintos de personas que no se mezclan. Si imaginamos diferentes especies de animales que no se entrecruzan, entonces podemos preguntarnos por la historia de la especie, algo que tiene un sentido. Pero si hablas de poblaciones humanas donde ha habido y hay migraciones y entrecruzamientos, entonces aquellos que forman hoy una población, pongamos por ejemplo los habitantes de Barcelona, no forman necesariamente una población común en absoluto, y si se pudieran seguir atrás en el tiempo, digamos unos diez mil años, los linajes de cada uno de ellos, entonces podríamos encontrar que se originaron en muy distintos lugares, ninguno necesariamente cercano a Barcelona". Me ha parecido conveniente transcribir estas palabras, pues tras leer los párrafos anteriores, alguien se puede sentir tentado a hablar de "poblaciones puras" o, lo que sería más desajustado, "raza pura". Es bien sabido que una de las peores tergiversaciones en que puede caer la ciencia genética es la del racismo científico. Nada más fácil para estas personas que acudir a la presunta pureza u homogeneidad de ciertos polimorfismos o población para aducir razones de diferenciación respecto de las poblaciones que no pertenezcan a ese territorio político.

ADN mitocondrial Cromosoma Y ADN autosómico

En el siguiente documento, hablaremos de los estudios de los polimorfismos en el ADN autosómico.

 

Portada

evolución | precursores | transformismo | wallace | selección | aclaraciones | neodarwinismo | variación | evolución molecular | puntualismo | gen egoísta | especies | poblaciones |
¿más pruebas?

enlaces y documentos bibliografía el hacedor